Los caracoles del loco

Friday, April 06, 2007

QUINTO CARACOL


Los espirales se retuercen con un dolor único
como si un insecto se aventara al sol
y queda de un momento quieto
después de tanta convulsión.

el mar de tiempos
con sus olas de recuerdos
atropellan mi cerebro
-se retuercen como los espirales-

las pistas se dan,
en cada acontecimiento
y quedo echado en el pavimento,
viendo el azul del cielo con tanto gris.

Las ruedas que me atropellan
giran como los espirales
y trato de retorcerme con un dolor único.

La tierra húmeda impalpable,
toma forma de un río color tierra
y en sus aguas turbias se mezclan mis recuerdos
-caigo-
y el olor va tomando poco a poco nueva forma,
hasta terminar,
después de tres días sumergido de insectoque pululan en el aire.

Sunday, March 18, 2007

este día de suerte




Hay días que tengo suerte
y veo caer la lluvia en pleno sol
en los tejados las gotas explotar radiantes,
y una paloma lavar sus alas.

En este día de suerte
oigo las nubes unirse y el día volver plata
-la vida golpear con un hermoso sufrimiento
que sin darme cuenta me echo a sonreír-

En este día de suerte
siento revolcar una lágrima en mi mejilla
-finjo, me miento, digo: es la lluvia-
Camino cabizbajo
entre los callejones que se vuelven solitarios.

En este día de suerte
los relámpagos suenan como música
las pocas personas parecen sonreír
y a mis labios se asoma un sabor salado.

Hay días que tengo suerte
y siento que tengo fuerzas para morir…
de lanzarme al riel del tren,
de dormir encima de una barricada
o de caer de alguna terraza.
Pero mi suerte acaba y el sol vuelve a salir.

Saturday, March 10, 2007

tercer caracol




El dominó y mi vida trata de descarrillarme.
mierda, que jodida está la cosa...
las aves que huyen como moscas,
los perros que mean
los pasos que se dan
la vida que se va.

Los caracoles y su mundo,
y mis pensamientos de caracol.

Mierda, -como siempre me quejo-
y no me quejo de quejarme.

El ajedrez y el rey,
la torre y los caballos tienen puntos de un dominó.
mierda,
este tablero falló
y sin saber como son las cosas juego dominó.

El cielo nublado
las nubes pintadas,
mierda, que jodida está la cosa.
y mi vida que se nubla
y más mierda para esta mierda.

El rey cayo y yo caigo en dicha
el día pintado como si fuese pintado por Vango.
¡mierda, qué jodida está la cosa!

Y aún así no me canso de quejarme.

Los niños bailando,
el payaso actuando, la calle repleta y nadie los presta atención…
ni la mierda de todo el mundo puede demostrar mi sensación.

Y yo, como buen quejón, me largo de este parque quejándome.
Tirando las piezas del dominó.

Friday, March 09, 2007

Segundo caracol.

Hace como diez años que perdí la vista. Hace como cinco años que acepté que estoy ciego. Hace como dos que camino con este bastón y hace más uno que eché a ese pendejo, ladrón niño. conozco muy bien el parque y el mercado, donde boy a limosnear y sé muy bien como llegar a mi cuarto, dónde queda el baño, dónde boto la basura, dónde me siento para comer, dónde duermo, a qué hora me levanto, cuando sé que hay mucha gente en las calles y qué día hace más sol.


hoy cumplo un año más de soledad, lo sé, por que hoy es marzo –lo escuché ayer que estamos mediados-, no sé que fecha me quedé solo exactamente, pero hoy cumplo un año más. Fue hace más de un par de años que descubrí a mi ayudante, con el que limosneaba me hurtaba las monedas. No pude meterle algún golpe pero fue ese día que no lo volví a escuchar su voz de angel. Este bastón que uso en un principio era tosco y agresivo para mis manos, pero poco a poco fue poniéndose plano. Saqué su corteza y pasaba todo el tiempo carariciandolo luedo empezó a moldearse y ponerse blando para estas manos duras como mi corazón. No me importa qué me proporcionen, a veces me echan sobras de comida, otros días me dan panes duros como también monedas –es lo de menos- como hoy por ejm. Dando golpes al pavimento con mi bastón, guiándome por la vereda-a la velocidad de un caracol preocupado-, con la alforja llena a medias. Escuchando la bocina de los carros, los pasos de las personas, las conversaciones de jóvenes, el grito de los alcohólicos y a los locos hablando de Dios. El aire se viene disfrazado de hojas, su susurro es música y las oigo elevar.

Por favor, ayudeme a cruzar. pido a no sé quien y en respuesta escucho la voz agrietada y gris de un hombre.

La bocina de los carros se van alejando poco a poco la voz de las personas de alejan de mi vida y yo me siento único en el mundo.


-hola cieguito- me coge de las manos unas manos un tanto suaves y penetran a mi oído una voz a la vez brusca y a la vez sensual. Sus manos me guían a unos pechos descomunales, suaves y trémulas. Me siento en paz y al instante me siento en dicha. Los empiezo a besar y al besar su cuello encuentro una garganta malgastada con una manzana tan grande. –ella gimotea- yo mordisqueo su cuello. Y mi mano va explorando un mapa carnal.


-Vamos más allá- me dice y escucho una voz un tanto extraña. Pero como estoy en dicha no me interesa eso. Yo camino guiado por sus manos secas, doy unos pasos seguros, sin importarme qué será después, esperando que sea el mejor momento de mi vida, los mejores de antes, pues hace más de diez años que no tengo sexo. De pronto empiezo a encontrarme nuevamente con su cuerpo –oigo caer un tacho de basura- ella gimotea con tantas ganas que mi dicha explota como una bomba en la ciudad. Desabrocho su bragueta y al buscar mi bendición encuentro algo con una herida mal cicatrizada e inmensa. Me dice con su voz forzada que se ha cortado. Yo me detengo, me sorprendo. En un instante trato de alejarme y al instante me encuentro nuevamente en su cuerpo. La hago hacia mí, beso su espalda. Oigo la noche y los niños que venden tamales, el bus, los gatos vagabundos y los perros ladrar a los desconocidos -los perros por las noches desconocen a mucha gente mucho más en estos lugares-. Pero no me interesa, no me interesa si en este momento muero devorado por ellos. ¡me siento vivo!.


por favor, llévame donde me encontraste, por favor!. Le pido por no saber dónde estoy y después de unos minutos me encuentro donde empezó todo, pareció como un sueño. Hace como cinco años que quise morir y hoy quiero vivir. Camino con mi bastón, paso a paso, llego después de unos momentos al mi espacio, a mi rincón, me abro camino en mi cuarto, entre los periódicos, latas, y bolsas plásticas. Empieza a llover.

Wednesday, March 07, 2007

primer caracol.



Por las noches el frío se filtraba en el cuerpo,
en ese entonces estaba con un cigarrillo entre los dedos,
dando bocanadas,
¡el mundo que me daba vueltas y yo quería quedarme allí tendido!.

Pensar reír en esos momentos sería una farsa,
si te digo que he reído ese día
o que si vi algún momento grato pues te mentiría.

La burla es para los perdedores,
siempre
pensé eso y por eso
siempre me burlaba de todo,
como ver a tanta gente en la calle,
como ver a tantos hombres y sus problemas.
Yo a las finales terminaba burlándome de todo
pero hoy paso que no encontraba algo trato para mi.

Pasaron tan rápido dos semanas
y en mi rostro se dibujaba un semblante torpe y agresivo… traté de recuperar la libertad de antes, el cigarrillo me había consumido en proporciones exageradas y el aliento era detestable, los pantalones se colgaban y el mundo tomo un nuevo color.

Estaba ya repuesto de los grandes golpes del reloj y de la gran virtud de la nicotina,
Caminaba entre las personas y me pongo de pie cuando veo algo que mi vición no descifraba bien. Recogí al caracol huraño y viejo. Lo puse al instante en mi bolsillo y proseguí.

Al cruzar la esquina, un niño de no más de ocho años me miraba, con el dedo índice y curvo me indico. Ese niño se burlaba de mi.

Tuesday, March 06, 2007

Es verdaderamente triste...

Es cruelmente triste,
saberque iré a la exhibición de piernas,
que terminaré en una caldera.
O sino en tiras,
como si fuese cortado por un niño con una tijera.

Por si no saben: soy acuario y,
talvez sufra más en el acto.
Pues dicen que los acuarios son más locos al sentir
y pese a eso no les interesa si boy a sufrir.

No me quejo del techo…
como, bebo, duermo…
Pero aún así con mi vida
no quiero pagar de esta forma el arrendamiento.

Es verdaderamente triste
ver
pocos
vegetarianos
que críen a un cerdo.

Por que mejor no me tratan como a un perro,
me llevan a pasear y yo trataré de ladrar,
pero hay pocos locos que puedan hacer eso.

valada triste.

Hoy he perdido un amor
que, a veces era gris
o simplemente hojas secas del otoñal.

A veces era hermoso,
-como las historias que nos creamos-
a veces sin sentido
a veces hundiéndome con los ojos luminosos.

Hoy cerré un amor
que poco a poco se abrió
como una hería al hacerla
y luego solo quedó de ella una cicatriz celada…

Hoy me hundí,
me destroce
y huí… como las quimeras
de tantos artificios con sus suplicios y proxenetismos…

Pero queda solo un recuerdo estúpido
de este corazón desatinado;
queda una ladera insondable,
de mi vida cuando cae,
un corazón que sin querer
bombea como las caminadas de mi reloj de vida,
que hoy caminan como ebrias
o risueñas
con sus distancias infinitas
como queriendo besar al cielo cuando la recuerdo
y siento en mi espalda aún sus besos-.

Oler noviembre.



Al despertar me agradaría oler noviembre,
encontrar completo
al hombre de vidrio que cayó de aquel edificio,
estar abandonado en un andén,
viendo alejarse el cielo
cuando viene el viento aguantar el dolor de las astillas y seguir viviendo.

Pero no,
emigré muy tarde
-cuando el tiempo ya no pudo esperarme-
Las plumas se me caen y hacen que huya de mí la sangre.

Al despertar me agradaría ver el cielo aún gris,
palpitar de aves,
dar la bienvenida a los aires tibios,
y elevar el vuelo al instante.

Monday, March 05, 2007

no soy inmortal

Veía en el cielo gris
aves negras volar,
libres, retando al viento.
Hojas secas que se elevan,
y caen al invierno
-en oscuros astros sin rumbos ni encuentros-.

Veía senderos separados
como carne abierta por un cuchillomás sangre envuelta sin coagular.
Veía astros sueltos que bailaban al son de tus turbios vientos

Cuando entonces quise elevarme también:
en ese tu cielo eterno
-para ver si encuentro peses
o que un cometa me de en la cara-

e intenté muchísimas cosas:
ponerme plumas en mis sueños
y termine cayendo de mi cama...
de saltar lo más alto
y termine tropezándome con mi propia sombra
(que se encontraba en una pared)
de hacer de todo mi soporte un equilibrio
y termine cayendo de un edificio...
entendí entonces no tener alas,
que la facultad del vuelo son de las aves
por más negras
que seanque la frialdad son de las piedras
por mas que mil desastes ofrezcan...
que simplemente tengo una vida...
y un corazón que bombea sangre,
en cada momento,
que la cuerda de mi reloj suena.
-sin saber como hacerle caminar de reversa...-
pero que sensación esa...

Un loco en una iglesia

Por si tratas de hundirme te digo que no podrás,
-eres una simple sacudida de mi cabeza-
por si tratas de cagarme, de escupirme como antes te digo que esta vez no podrás.

Dime tú, Díos ¿qué se siente tener un revolver en las manos?
Jajaja… te das cuenta, hay un poder grande en tu mirada, yo soy ahora el Dios, y cuando muera tu también morirás conmigo. Así es que reza por vivir, reza como yo lo hacía cuando vivia por ti.